JORGE MUGA EN EL CLUB WINELOVERS NOS PRESENTA SU PROYECTO PERSONAL “TIHOM”

Jorge Muga ha sido el enólogo de su bodega familiar Muga hasta hace unos años, se independizó y creó junto con su mujer su proyecto personal y bodega en el mítico Barrio de la Estación de Haro.

Y ha sido un auténtico lujo que Jorge se acercara hasta Salamanca para presentarnos su proyecto personal TIHOM… de la TIerra y de los HOMbres.

Jorge es un sabio del vino, y probablemente una de las personas que más saben de vino de Rioja.

En enero estuvimos en su bodega y nos recibió de manera magnífica y personal, catamos todos sus vinos y nos emplazamos a que más pronto que tarde viniera a Salamanca. Y aquí lo tenemos.

Antes de continuar, solo un apunte: la DOCa Rioja es la denominación de origen más antigua de España y para nosotros la zona vinícola más importante del país sin discusión.

Y ahora ya continuamos con la historia que Jorge nos contó sobre su origen, porque la familia MUGA como, todas las familias, tiene su origen.

Muga empieza en 1932, pero antes que eso su bisabuelo era el capataz de la bodega La Rioja Alta y su bisabuela la cocinera, se conocen en la bodega y se casan, esto en 1890 cuando se funda esa bodega. Su abuela nace en la propia bodega La Rioja Alta, era una grandísima catadora que sabía de vinos por intuición y con una precisión tremenda.

Su abuela se apellidaba Caño y se casa en 1932 con su abuelo que se llamaba Isaac Muga y fundan la Bodega Muga en el casco antiguo de Haro en una cueva subterránea que es donde estaban las bodegas medievales. En la posguerra sus abuelos sobrevivieron gracias a la elaboración de vinos rosados, siendo su abuelo famoso por sus rosados.

Están en esa bodega subterránea hasta 1964 que es cuando se compra el edificio que se conoce ahora en el Barrio de la Estación.

Esta introducción nos sirvió para poner en contexto el origen de Jorge Muga.

Jorge ha estado siempre en la bodega familiar y sobre todo a partir de 1998 ya con responsabilidades, siendo el primer enólogo de la bodega. Desarrolló muchos proyectos durante esos años, pero llegó un momento en que quería algo diferente, por ejemplo disfrutar de la bodega y no al revés. Entonces en 2017 planteó a la familia que se quería independizar y montar su propia bodega moviéndose poco a poco hacia su nuevo futuro.

Compró una bodega ya construida en el centro del Barrio de la Estación y después de resolver muchos problemas técnicos que tenía esa bodega, además de imprevistos varios como la pandemia, empezó su andadura personal junto con su mujer.

Para ubicar la zona: Haro está en Rioja Alta a un lado de la ladera de los Obarenes y al otro lado está Burgos, es decir, una zona muy fría.

Fuente: Decántalo

En su proyecto empieza a trabajar en serio con la intención de sorprender al consumidor, tarea nada fácil tal y como está el mercado y más en Rioja y saliendo de una empresa tradicional.

Las variedades mayoritarias en la Rioja Alta son Tempranillo y Viura. Por esa razón y con la intención de diferenciarse pensó justamente en no utilizarlas.

Las variedades secundarias son muy difíciles de cultivar y elaborar con muchos inconvenientes tanto vitícolas como enológicos y esas son las elegidas para elaborar sus vinos, es decir, a Jorge le gusta la dificultad.

  • En tintos se planteó trabajar con Graciano y Mazuelo que son justamente las dos variedades más difíciles en la parte más fría de Rioja. Porque cultivando una variedad de ciclo muy largo en una zona de frío se complica
  • En blancos: Garnacha blanca y Maturana blanca que es una variedad “nueva”.

La radial que es su imagen es una sierra de diamante que se utiliza para cortar piedra y hormigón. Y esa sierra no es solo una imagen, sino que fue utilizada realmente para realizar algunos de los trabajos de ingeniería para solucionar los problemas que tenía la bodega, por ejemplo crear depósitos subterráneos de hormigón y una infraestructura idónea para elaborar.

Esta sierra está en la fachada de su bodega y también en sus etiquetas, que es además el símbolo de su bodega.

Y el nombre de TIHOM viene de una lectura de un libro muy antiguo (como apasionado de ese tipo de lecturas que es). En ese libro venía a decir que “el vino es la unión entre la tierra y los hombres”.

Y de ahí salió TIHOM, de la Tierra y de los Hombres. Y para hacer una marca derivada simplemente le quitó vocales y los THM son los vinos más jóvenes.

Y con esta magnífica introducción y aforo completo, empezamos a catar los vinos que seleccionó exclusivamente para nuestro evento.

Los vinos catados:

– Muestra de barrica de THM blanco 2023
– Muestra de barrica de THM tinto 2023
– THM crianza 2021
– THM blanco 2021
– TIHOM tinto 2019
– TIHOM blanco 2020

Y como se puede ver no es una cata típica con el orden habitual: blancos, rosados y tintos. El orden está muy pensado y por supuesto decidido por Jorge.

También nos apunta que en Rioja hace más de 100 años era tierra de blancos. Cuando llegó la filoxera los franceses empezaron a pagar mucho dinero por las uvas tintas, entonces el color no era importante y había muchísimo blanco, pero poco a poco fue sustituido por las uvas tintas.

THM BLANCO 2023, MUESTRA DE BARRICA

Este blanco es una de las sorpresas de la noche: una muestra de barrica de THM Blanco 2023, que en ese momento todavía no había salido al mercado.

Está elaborado con garnacha blanca fermentada sobre roble, con una crianza de algo más de 4 meses en roble nuevo y con un sistema mixto de fermentación. Cuando termina la crianza breve en barrica luego lo mete en hormigón otros 4 ó 5 meses con sus lías.

La garnacha blanca es una variedad muy extendida, que siempre se plantaba en la parte más alta y peor de las laderas.

Se nota la fruta fresca y la mineralidad aún está un poco más escondida.

THM ROSADO 2023, MUESTRA DE BARRICA

Jorge ha defendido los rosados cuando nadie los defendía. Durante muchos años se pensaba que eran vinos sin prestigio. Y lo defendía debido a que sus abuelos en la posguerra, como hemos comentado antes, sobrevivieron gracias al rosado.

Y los ha mantenido con cariño en recuerdo a sus orígenes. Por ello, entre los vinos de Jorge siempre hay un rosado y no es justamente el segundón de la bodega, sino que tiene protagonismo.

En Rioja los claretes estaban elaborados con una mezcla de uvas blancas y tintas: se pisaban, se sacaba el mosto y fermentaba en cubas de madera por separado, esa era la forma tradicional.

Él cambió esa forma, siempre con sentido común. Lo primero que hizo fue decidir que uvas eran las mejores para el rosado, garnacha y viura solían ser. Y se dio cuenta que las viñas de garnacha no tenían porqué estar al sol. Las garnachas al sol son buenísimas para tintos, pero para un rosado no hace falta porque hay que pensar en ella como si fuera uva blanca. La viticultura es diferente, el criterio de maduración también. Por ello se esconden las uvas del sol, porque el sol se come la acidez.

La vendimia ha de ser muy rápida y muy delicada para evitar en todo lo posible la oxidación.

THM rosado 2023, que es esta muestra de barrica, está elaborado con Garnacha tinta y con una gotita de Viura, con la intención de querer hacer un vino diferente.

Es el único vino que no se cría en madera, porque para su gusto nunca ha encontrado la madera adecuada.

Fermenta en inoxidable y ya pasa sobre lías en hormigón donde está unos meses. Cuando considera que es el momento adecuado se filtra y se embotella. Teóricamente no debería envejecer bien, pero la crianza sobre lías en hormigón le da mucho juego ya que hay una micro oxigenación.

THM CRIANZA 2021

THM crianza 2021 es el primer vino de su proyecto personal que elabora con un porcentaje de tempranillo y es el único que está clasificado según el Consejo Regulador.

La explicación es que este vino se basa en los documentos de la Estación Enológica de Haro que en 140 años los directores que se dedicaban a asesorar a viticultores sobre la elaboración de vino no han cambiado las proporciones recomendadas para un crianza: desde 1877 hasta hoy se habla de que los vinos de Rioja Alta siempre tienen que tener la misma proporción:

60% tempranillo, 25% garnacha, 10% mazuelo, 5-10% graciano

Y esa proporción nadie la había discutido.

Y como le ha parecido muy curioso ha mantenido esa proporción con algunas licencias como vendimiar planta por planta y elaborarlo por separado.

El resultado es un vino increíble y longevo. 2021 fue una de las mejores cosechas en toda La Rioja. En estos momentos tiene aspecto de vino joven, ahora tiene muchísima fruta y se irá equilibrando con especias.

THM BLANCO 2021

THM blanco 2021 es un vino absolutamente gastronómico.

Es el mismo vino que la muestra que hemos catado anteriormente, pero ya asentado y con más de un año de botella.

En este vino apuesta por las variedades históricas de Rioja: 93% garnacha blanca y 7% maturana blanca.

Este vino debería envejecer muy bien porque las variedades tienen vocación para ello. Uvas de tierras pobres, muy altas que no sufren exceso de calor. La viticultura se dirige para preservar la acidez.

TIHOM TINTO 2019

Tihom tinto 2019 es el primer vino del proyecto que coincide con la pandemia y el más antiguo que está en el mercado.

Según Jorge es el típico vino que se ha de llevar a una cena para descolocar a alguien. Y ¿porqué?

Porque las variedades son Mazuelo y Graciano con una mínima parte de Garnacha y Tempranillo. Cada variedad envejece por separado en roble francés y húngaro durante un año y pasado ese año se mezcla y se guarda junto con sus lías durante un año en hormigón. Después se embotella. Y tiene cero sulfitos.

Las lías finas son las levaduras muertas que en descomposición aporta una serie de compuestos que son buenísimos por muchas razones, uno de ellos es que hacen más amable la boca, protegen el vino, estabilizan y mejor aún es que evitan ataques de bacterias, siempre sin pasarse.

Con este vino se quiere sorprender. Es un vino que deja a un lado la Tempranillo para ofrecer una alternativa de máxima calidad con una personalidad diferente y con un carácter atípico y poder decir muy alto que “este vino también es Rioja”.

Un vino que sorprende en cata puesto que sus variedades componentes, cultivadas en zona fría, definen un perfil que el catador no espera, porque se cata con el criterio de tempranillo. Por ejemplo, abandona la clásica fruta madura para apostar por fruta roja de hueso más fresca y con notas florales, adornado todo con monte bajo de primavera.

Es un vino especialmente dinámico que si se deja evolucionar hay vino para rato.

TIHOM BLANCO 2020

Este vino es un recién llegado, es un vino atípico hecho con variedades típicas.

Mezcla de Garnacha blanca con Maturana blanca (que nada tiene que ver con la Maturana tinta) plantada hace unos años e investigando con qué suelo iba mejor.

Fermentado cada variedad en un roble diferente, que apenas se nota y tostado por él mismo a su gusto.

Un vino complejo y mineral que aporta la Maturana: un vino redondo, largo y complejo, descubriendo nuevas sensaciones cada pocos segundos… ese es el objetivo de este vino.

El motivo de no catar este vino junto con THM blanco elaborado con garnacha blanca es que este vino nos iba a parecer que tenía poca acidez, por ese motivo catamos un vino tinto entre los dos blancos.

En definitiva, un vino gastronómico ideal con un besugo o un rodaballo.

Y hasta aquí esta magnífica cata con Jorge Muga que en su proyecto personal TIHOM elabora VINOS ATÍPICOS HECHOS CON VARIEDADES TÍPICAS.

Para finalizar como siempre tuvimos nuestro habitual sorteo y ya a nuestro aire disfrutamos de tres tapas mientras recatamos los vinos de la cata.

#MOMENTOSWINELOVERS del evento con JORGE MUGA

Vinos catados en el evento con Jorge Muga.

Jorge Muga ha sido uno de los pioneros en cambiar las reglas de juego en Rioja, las proporciones, las elaboraciones. Una persona que después de una larguísima trayectoria en su bodega familiar arriesgó para empezar un nuevo proyecto cuando ya tenía 50 años.

Y Jorge lo explicó perfectamente, sus vinos buscan sorprender, descolocar en algunos casos. Vinos que expresan la calidad de su tierra con una personalidad diferente y con un carácter atípico para poder decir con mucho orgullo ¡Sí! Esto también es Rioja.

Y como no, recomendamos acercarse por Haro, visitar su bodega en el Barrio de la Estación y conocer la tierra de donde nacen sus vinos de primera mano.

Nos sentimos muy agradecidos por este magnífico evento que Jorge nos ha regalado, que en realidad ha sido una clase magistral, amena, curiosa, interesante y sobre todo muy enriquecedora.

Nos vemos por Winelovers. 🥂

LUIS MIGUEL FERNÁNDEZ
Winelovers, vinos, tapas y
+

Las fotografías y el vídeo son de David Lorenzo y su compañera Violeta, del equipo de Ángel Lorenzo y Memento Mori Audiovisuales

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *